sábado, 1 de mayo de 2021

José Loira García
Hace tiempo que deseaba poner de manifiesto a alguna persona relacionada con la mar. Entre los que barajaba estaba José Loira, vecino mío mucho tiempo y padre de amigos. Gratitud que también le debía por su buen hacer.

José Loira García nació en Castrelo-Cela a las cinco de la tarde del domingo, dos de agosto de 1925 y, unos días después de cumplir los 91 años, falleció en Seixo (Marín) el 27-8-2016.

En su Cela natal era dos de “Curro”, por parte de su padre y “marineros de toda la vida”.

José García Hermida
1928-Escuela de José García Hermida-Cela
Su primer contacto con la escuela fue en Parapía-Cela, que desde 1927 regentaba en ese lugar, José García Hermida. Este maestro lo marcó positivamente ya que era una persona muy activa no solamente en el ámbito de la escuela sino como dinamizador del colectivo del profesorado. En 1936 y luego en el 1940 fuera suspendido, como tantos otros, de su cargo y posteriormente desterrado al lugar de Barreiros en Salvaterra. El mismo José Loira en una entrevista cuenta como anécdota que un cuarto de siglo después encontró a su antiguo profesor y éste le hizo entrega de un cuaderno de ejercicios, corregidos y firmados, de cuando estaba en la escuela con 11 años.

Su futuro le hubiera gustado que fuese como médico, quizás para emular a otros vecinos, como Manuel Riobó Guimeráns, que hasta había llegado a comprar la Isla de Ons, pero la realidad económica de la familia le puso los pies en una chalana del arte llamado ‘rapeta’ a los 13 años. Durante un tiempo trabajó en barcos de bajura, de ahí pasó a otros que pescaban sardina para la fábrica de los Hermanos Massó.

Desde 1942, y durante muchos años, trabaja en la Casa MAR (acrónimo de Motopesqueros de Altura Reunidos). Con aspiraciones de puestos y reconocimiento más relevantes decide estudiar para ingresar en la Escuela de Pesca de Vigo. Para lo cual queda unos días, antes de los exámenes, a prepararlos en la escuela del Pósito de Bueu que llevaba D. José Martínez. Se nos indica que fuera el único de esta zona que aprobó dicho ingreso. Tras un curso en la Escuela sigue trabajando en la misma compañía. Saca, con 19 años, el título de Patrón de Pesca de Gran Altura.  Y con el paso del tiempo decidió hacer el bachillerato y, en 1963, lo tenemos con el número 1 de la recién creada titulación de Capitán de Pesca.  Pero José Loira, no contento con eso, cinco años después obtiene el título de Capitán de la Marina Mercante.  

Como hemos podido comprobar en su trayectoria académica, como pescador alcanzó las más altas cotas, también fue armador, y su paso por el trabajo duro de los mares también lo describe a su libreta de mar: desde la costa gallega y portuguesa, Gran Sol, Canarias, Sudáfrica hasta recalar definitivamente por el continente norteamericano en Groenlandia, Boston, Canadá y, como no, por el mundo del bacalao en Terranova, donde se retiró en 1989.